La Traición de mi Cuerpo.

Mi cuerpo en negro(1)

Este cuerpo mío que no deja de desearte.

Que no deja de esperar por tus caricias, por el calor de tu cuerpo.

¿Qué puedo hacer con él?, que no deja de sentirte en cada movimiento.

Que no quiere amar si no es contigo.

Me dices que vendrás, pero demoras, demoras mucho.

Mucho más de lo que mi cuerpo puede esperar.

Y entonces buscándote a ti, cae en otros brazos, en otros labios.

Después, queda inerte, el deseo de la carne cede, pero el alma sufre.

Se queda vacía, sin sentido, sin amor.

Solo la carne libera la tensión del deseo.

El alma lo pierde todo, no recibe nada porque solo con tu cuerpo y tu alma puede liberarse del deseo de tenerte.

¿Puedes decirme que hacer con mi cuerpo ardiente, deseoso de amor y de tu cuerpo?

Me dices que vendrás, y no lo haces.

Es mi cuerpo, no es mi alma quien te traiciona.

Es el deseo, no es el amor quien te traiciona.

No puedo amar solo con el cuerpo, necesito un alma.

Necesito tu cuerpo y también necesito tu amor.

Firma3

Anuncios

Un pensamiento en “La Traición de mi Cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s