Archivo de la categoría: Antes del Blog

Recuerdos que iré extrayendo de mi memoria, y algunos escritos que durante mi vida he hecho ante situaciones que me han marcado. No soy muy dada recordar fechas, me cuestan mucho. En el camino ira tomando forma, ahora solo se que empiezo a escribir, el tiempo dirá exactamente como quedara.

Eres Agua.

aguaEl agua se purifica fluyendo; el hombre avanzando. Proverbio hindú.


 

Eres agua.
Eres eso que no se detiene.
Eres agua.
Fluye, no te detengas, fluye.
Fluye en el arroyo, en el río, en tu mente, en tu vida, .
El agua no se detiene, fluye
Nada la detiene, fluye.
No lucha contra los obstáculos, fluye.
Rodea las montañas, evitas los escollos, fluye.
Gasta las piedras y las pule a su paso, fluye.
Eres agua, no te detienes.
Eres agua, fluye.

Firma3

 

Escrito en la Ciudad del Sol el 17 de julio de 2013

Anuncios

Un dia esplendido.

Si alguna vez, te has sentido así, aunque no sea por la misma causa.
Si has tenido que tomar una decisión importante y no sabias que hacer.
Si has sentido que el mundo se hundía a tus pies.
Si has sentido amor y no te han correspondido, podrás entender.
Si soy capaz de trasmitir mis emociones, no deseo nada mas.


Amanece y el día es esplendido. Yo no lo veo.
No puedo desconectar a mi mente. Tengo días así.
No puedo dejarla vacía o pensar en otra cosa.
Es todo el tiempo en lo mismo, en la infidelidad de la persona que vive conmigo.
A él parece no importarle, lo veo tranquilo duerme perfectamente trabaja sigue su vida y su romance por Internet.
Siempre le dice a todo el mundo que esta bien feliz y la vida sigue.
Y a pesar de saber que preocuparse por algo o alguien si la otra persona no sabe y no se entera de lo que te sucede, no tiene sentido. No soy capaz de aplicarlo.
Estoy totalmente inmersa en un pensamiento repetitivo.

¿Que me detiene a decirle lo que pienso o lo que siento en todo esto que nos atañe a los dos? Aunque solo yo soy la afectada.
Creo que como siempre el miedo a enfrentar el problema. Y me digo, ¿miedo a que?, ¿a lo que pueda resultar de esa conversación?. Seriamos entonces dos los preocupados, si es que al el le preocupa lo que yo siento.
Por momentos pienso que me quiere y hay cosas que me lo hacen pensar, pero después pregunto, y si es así, ¿porque ha sucedió todo esto?.
Se puede querer a alguien de esa manera o simplemente miente.
De que tiene miedo,  estoy segura de que también lo tiene, todos lo tenemos en un momento de nuestras vidas o en varios.

Siempre dije que no soportaría una infidelidad, pero no ha sido cierto, lo he soportado como cualquier hija de vecino y ademas lo he justificado.
Tenia miedo de quedarme sola y no encontrar un compañero de vida, luego, teníamos nuestros planes y eran muy importantes, después, que si estaba sola y no tenia hacia donde orientar mi vida, ahora no tengo trabajo y no tengo donde meterme ni a quien pedir ayuda, siempre tengo una justificación y mi vida sigue siendo lo que es, un desastre.

Vivo con una persona con la que tengo una relación de compañero de habitación, mi vida sentimental no existe, pero sigo enganchada a mi situación.
A veces pienso, rompe con todo y empieza tu vida como sea que resulte, pero no tengo ni para alquilar una habitación y pagar mi cuentas.
Necesito inspiración, ayuda, un trabajo, o lo que sea.
Tengo que confesar que estoy aterrada, pero deseo cambiar mi vida.
Estoy metida en una urna, no tengo una vida propia, que no sean mis lecturas y escribir. Pero se que allá afuera hay una vida y puedo formar parte de ella.
Estoy segura de que me estoy quejando de algo que solo yo he construido, nadie mas. ¿Como salgo de esto?, ¿alguien puede decírmelo?, Necesito ayuda y coraje, estoy paralizada.
No puedo seguir esperando, es una decisión importante en mi vida y solo yo lo puedo hacer. Tengo que demostrarme a mi misma que puedo hacerme cargo de mi vida y tomar la decisión correcta.


Escrito en los primeros días de  noviembre de 2014.

Silencio

arabezco

No hablas, y sin embargo oigo tu voz.

No estas y siento tu presencia.

No llegas y añoro tu llegada.

No llamas y presiento tu llamada.

La soledad me rodea, pero tú me acompañas.

No hay silencio si pienso en ti.

No hay soledad si te presiento.

No hay tristeza si te siento.

Existes y no hay silencio.

Belisa Lucha

Mi Ciudad, 7 de septiembre de 2000

Sentimientos al desnudo.

Cartas escritas y nunca enviadas, un desahogo de sentimientos en momentos en que superaba mis desilusiones y mi tristeza. Un gran alivio plasmar en el papel todo lo que sentía y librarme del dolor.


“Me has dicho en las ocasiones que hemos hablado de tus infidelidades, que no tengo razón, que es un juego tu relación de años.

¿Que es para ti ser infiel?

Piensas que tener una relación sentimental y sexual con otra persona estando conmigo no es infidelidad.

A pocos años de comenzar nuestra relación, por dos veces descubrí que estabas con otras personas de forma casual sin yo pensar, creer o sentir que lo eras.

No puedo precisar fechas, no recuerdo fechas, muy pocas, nunca se me ha dado recordar eventos con exactitud, quizás tu si podrías poner en contexto de tiempo todo esto que digo aquí, estoy segura de que si recuerdas cada relación.

Seria muy bueno para escribir una historia. Me desvío del asunto.

Se fue socavando la confianza que tenía en ti y en tus sentimientos, algunas veces me llegaba una sensación que no podía explicar, pero vivía tan tranquila que no hacía caso de mi sexto sentido. Trabaja, estaba todo el día en eso y estaba feliz, creo que fue la etapa más feliz de mi vida. Pero no por ti en particular, yo era feliz en ese momento por otras razones además de ti.

La segunda vez que tuve evidencia de tu infidelidad, coincidió con un importante evento en tu vida que me hizo cambiar mi propósito de terminar nuestra relación y que hiciéramos nuestra vida cada uno por su lado.

Ese fue mi gran error, en ese momento tenía que haberlo hecho. Pero siempre el miedo a los cambios y mi baja autoestima ganaron.

Después de eso, tu seguiste con tus aventuras, y yo las percibía claramente, pero no reaccionaba. Esa situación fue deteriorando la relación y mi desilusión crecía pero seguía contigo.

Para entonces nos embarcamos en la aventura de abandonar el país. Y yo olvidaba, pensando a veces que era mejor malo conocido que bueno por conocer. Y añadiendo mis problemas de autoestima y el miedo de quedarme sola, no comprendía en aquel momento que de todas formas estaba sola, tú me acompañabas pero no estabas o estabas a medias no me dabas lo que yo quería o imaginaba que necesitaba. Ahora se que no necesito nada que tú puedas darme para ser feliz. Me puedes dar y de hecho me das seguridad económica cosa que te agradezco infinitamente, no sabes cuanto, pero yo sola soy responsable de ser feliz.

Llegó el momento de tu salida del país y yo me quede. Empezamos una relación de dos años por correspondencia y llamadas telefónicas.

No se en que momento comencé a percibir que tú me escribías religiosamente todos los días, pero faltaba algo en esa comunicación, creo que casi puedo predecir cuando fue,  pero sentía que en tu vida había otro amor.

Llegue a ponerle nombre, pero después supe que me equivoque, o fue un amor pasajero, pero no es lo importante quien era, es igual, al final es lo mismo, no era yo quien llenaba tu cabeza, inspiraba tus deseos ni estimulaba tus ilusiones.

Nos reunimos de nuevo, cumplí mis deseos de salir del país y llegue a donde tú estabas.

Mi llegada fue como si llegara alguien querido, pero nunca la persona que tenemos deseos de ver o abrazar, de tener cerca, de amar. Tu tenias tu corazón tan ocupado que yo no podía ni luchar por un trocito. No digo que no me quisieras, pero no me amabas, no me deseabas, tus ilusiones estaban en otro lugar y ahora puedo decir mirando hacia atrás desde la distancia que te enamoraste de esa persona de una forma de la cual nunca te enamoraste de mi. Puedo no ser objetiva en mis certezas, pero es lo que siento.

Un buen día, no recuerdo la fecha porque soy muy mala para recordarlas, encontré abierto en el ordenador un correo que usabas  para comunicarte con esa persona con un historial de años utilizándolo, donde tuve evidencia de todo lo que sucedió, en el encontré cosas que nunca me habías dicho a mi en tus correos cuando me escribías, por eso puedo decir con certeza que nuestra relación por correo cuando estábamos separados no era la que tendría que haber sido.

Me gustaría saber que tienes que decir a todo esto, porque puedo estar equivocándome en algunas cosas, una cosa es imaginar lo que siente otra persona y otra muy diferente saberlo con certeza, y estoy casi segura que me dirás que a pesar de todo eso me querías.

Pero, ¿como me querías? Es algo que quisiera saber, que he significado en tu vida, pero estoy también segura que me dirás que son exageraciones mías, porque es lo que me has dicho siempre en las pocas veces que lo hemos hablado de esto, también quisiera saber que hubieras pensado tu si fuera a mi a quien hubiera sucedido todo esto.

En muchas ocasiones cuando estábamos con amigos, decías que yo era lo mejor que te había pasado en la vida. ¿Lo mejor que te ha pasado en la vida? ¡Soy yo!. ¿Como me lo explicas?. ¿No has amado a lo mejor que te ha pasado en la vida?. Deseabas a otras, te acostabas con otras, pensabas en ellas, pero yo soy lo mejor, ¿en qué sentido?, porque en el del amor no lo entiendo, no puedo.

De veras, si algo quisiera entender es eso. A lo mejor que me hubiera pasado en la vida lo hubiera amado, y a mi, lo siento, no me has amado. Al menos no en todo momento. Supongo que hubo un momento en que me amaste, pero yo no cumplí con tus expectativas del amor y buscastes en otros sitios lo que no encontraste en mi. De veras lo siento. Pero tampoco es mi culpa”.

Escrito en MIami, el 29 de Octubre de 2014

Perdono y me libero.

Te perdono porque no puedo mantener este peso sobre mi mente, tengo que librarme del rencor, del odio, del miedo y  de todo lo que impida sentirme libre.
Soy yo la que me hago daño con todo esto, tú sigues siendo el mismo y amando a quien amas. El hecho de que no me hayas querido como yo pensaba que debía ser no niega que lo hayas hecho, a tu manera, con tu criterio de lo que es amor o simplemente de lo que podías o sentías como amor hacia mí.
De hecho no soy yo quien puede definir ese sentimiento para otra persona. Cada quien siente el amor como puede y no por eso deja de amar.
No fui la persona que ilusionó a tu corazón como debía, pero tampoco es mi culpa, es y ha sido como tenia que ser.
La responsabilidad que tengo en todo esto es quizás la parte mas importante de todo porque yo no llene las expectativas tuyas y caíste en brazo de otro amor que te daba lo que yo no te daba.
Claro que también yo tenia expectativas que tampoco tu cumpliste, pero ningún de los dos tuvo el valor de reaccionar ante eso y por miedo, falso compromiso, cosas que pensamos deberíamos mantener por esta u otra razón sin sentido, nos ha llevado a ser lo que somos hoy mismo, dos amigos entrañables que nos queremos nos preocupamos el uno por el otro, nos cuidamos, etc., ect. pero no nos amamos.
¿Donde fue a parar el amor?, ¿que sucedio por el camino que lo malogro? Donde esta la complicidad, la confianza y el deseo. Y no porque no haya sexo, el sexo no es todo en la pareja, es la maravillosa culminación de un sentimiento mutuo o no, pero a veces un beso o una caricia tienen mas sexo que el mismo acto de hacer el amor.
Hay muchas maneras de expresión del sexo, y son muy importantes  la complicidad y la confianza.
Pero no tenemos complicidad ni confianza, porque tenemos un tema aparcado entre los dos que no hemos terminado y lo sabes, no lo hemos discutido como toca y no porque lo podamos arreglar sino para que cada uno diga lo que siente, lo que piensa, y enfrentar la responsabilidad de lo sucedido.
Escrito en La Ciudad del Sol el 28 de Octubre de 2014.